Cómo sobrevivir a una olla o pogo

Cómo sobrevivir a una olla o pogo

Publicado por Noik | 3 de Enero de 2021 a las 23:15 | Entretenimiento | 0 Comentarios

Si eres fan del Heavy Metal, Punk o Rock seguro que estás familiarizado con este término, y si no lo estás es muy probable que te hayas visto envuelto en uno aunque no sepas el nombre. Por ejemplo en las fiestas mayores de los pueblos con mucho público joven, sea cual sea el tipo de música, se empujan unas cuantas personas que han bebido más de la cuenta y se empieza a animar el tema hasta que, sin saber como, se ven envueltos en una olla con Niña Pastori de fondo, todo el mundo dándose empujones y tirándose por el suelo.

¿Qué es una olla o pogo?

Un pogo (también conocido como olla) en un tipo de baile en conciertos, generalmente de géneros con música bastante animada como el metal o el punk, en el que la gente se empuja y se golpea dentro de un círculo con intención de pasarlo bien. Se trata de melodías que incitan a moverse más allá de un simple baile, y los que acuden al evento pueden cubrir esa necesidad dentro de un pogo al ritmo de la música. Es cierto que a simple vista puede parecer muy violento, pero hay que probarlo para darse cuenta de lo divertido que es, lo cierto es que hay distintos tipos de pogo según la música y lo habitual en todos ellos es que las personas busquen pasarlo bien y no herir de gravedad a nadie: das un empujón al que tienes delante, te empujan por un lado, con la inercia golpeas con el codo al brazo de otra persona que a su vez sale despedida y choca con otra más, y así mientras dure la canción o el fragmento frenético en concreto.


Distintos tipos de pogos y ollas y su nivel de peligrosidad

No es lo mismo un pogo en un concierto de ska, que uno en un concierto de trash metal, y eso hay que tenerlo muy claro porque el grado de peligrosidad cambia radicalmente, no solo por la intensidad sino también por los atuendos.

Por un lado, cuanto más agresivo sea el ritmo de la música más violentos serán los que participen en el pogo, y eso implica mayor riesgo de sufrir caídas y contusiones pero también mayor descarga de adrenalina y satisfacción final.

Por otro lado hay que vigilar mucho con la vestimenta, ya que por ejemplo en conciertos de heavy metal se viste con botas pesadas con puntas de hierro, cinturones y pulseras con pinchos, y eso puede llegar a ser un peligro significativo. Es algo que conozco de primera mano ya que tengo una cicatriz de dos pinchos de una pulsera que se me clavaron en el brazo en un concierto de trash metal.


Peligros en una olla

Los peligros de una olla o pogo son varios, pero el primero de todos es verse envuelto en uno de ellos sin haberlo planeado. Los pogos suelen iniciarse en la zona de delante por el medio, pero no hay nada escrito, quizá estás en un lateral, dos personas se empujan y se inicia allí mismo, y te verás involucrado sin quererlo. Lo mejor es intentar huir de esa zona cuando se está iniciando, y si estás envuelto en él intentar salir aprovechando los empujones de los demás para minimizar el contacto.

Uno de los peligros más comunes en un pogo son las caídas, ya que puede causar una reacción en cadena y es por esa razón que el resto de involucrados intentan levantar lo antes posible a la persona caída, para que no sea pisoteada y nadie más se caiga. 

Otro peligro típico de las ollas son las contusiones, ya que trata de empujar y golpear con codos, hombros y puños, es casi inevitable que sufras golpes en la espalda, brazos y pecho. Tambíen podrías recibirlas en otras partes del cuerpo en caso que cayeras al suelo y te pisoteen sin querer o alguien caiga encima de ti, en ese caso habrá que proteger bien la cara y la cabeza en general.


Normas no escritas en un pogo

Hacer daño no es el objetivo de un pogo, pero si una de las consecuencias más frecuentes, cuando te metes en una olla sabes que vas a recibir algún que otro golpe y que también se lo vas a dar a alguien. Al final de lo único que se trata es de disfrutar de tu música favorita con un contacto físico acorde al ritmo, y en consecuencia se suele actuar para el bien de todos:

  • Si alguien se cae se le protege y se le levanta, una vez en pie, si no ha sufrido daños graves se le empuja de nuevo al pogo para que aprenda.
  • Si alguien va deliberadamente a hacer daño hay que sacarlo del pogo, aunque sea haya que ponerse a su nivel.
  • Respetar a los primerizos, es fácil identificarlos porque no saben muy bien qué hacer, acabará recibiendo empujones pero hay que ir con cuidado de no tirarlo al suelo.
  • Hay que dejar salir a aquellos que lo están pasando mal.


Consejos para sobrevivir a un pogo

Pese a no ser una persona corpulenta (sino todo lo contrario), con el tiempo he logrado aprender "técnicas" por llamarlo de alguna manera que me han ayudado a protegerme y causar impacto en el pogo, amplificando mi diversión. 

Tu posición corporal es muy importante, tu centro de gravedad debe estar bajo para que sea difícil desequilibrarte, no es recomendable saltar a menos que lo tengas muy claro, ya que la probabilidad de perder el equilibrio y caer al suelo es muy alta si te golpean estando en el aire o de puntillas, debes intentar entrar con las rodillas un poco flexionadas y las piernas ligeramente separadas, para bajar el centro de gravedad y ampliar tu apoyo al suelo que te dará estabilidad para no caer en caso de empujón. Siempre que des un paso intenta despegar el pie del suelo lo mínimo posible.

Ten siempre los brazos arriba, debes proteger la cara de las extremidades del resto de gente, puede que no quieran golpear y simplemente hayan sido víctimas de un empujón y tú estés en su trayectoria, debes poder protegerte de esos golpes ya que si te dan en la cara el resultado será mucho peor que en el resto del cuerpo. Lo que debería ocurrir al día siguiente de haber disfrutado de un buen concierto con pogos es notar los brazos magullados por haber parado los golpes pero la cara y cabeza intactas.

Otro consejo si eres alguien ligero es que no intentes mover a gente que te supera mucho en quilos. Tu rol debe ser el de una canica del clásico juego de pinball, déjate llevar. Quizá no tienes la fuerza suficiente para mover al que tienes delante, pero basta con un empujón al que tienes detrás para que quiera devolverte el gesto, y aprovechar así su empujón para conseguir una inercia que no conseguirías nunca por ti mismo, y si tus brazos aguantan el impacto podrás mover a quien quieras.


¿Cualquiera puede meterse en una olla?

No. Lo hemos dicho antes, un pogo es muy divertido pero sabes que vas a recibir algún que otro golpe, si eres alguien sensible en ese aspecto no te metas.

Tampoco es nada recomendable meterse en una olla si has bebido más alcohol de la cuenta, ya que reduce tus reflejos, tu equilibrio y capacidad de reacción. Si te metes en una olla violenta estando muy borracho puedes sufrir contusiones graves y corres un alto riesgo de acabar en el suelo, poniendo en peligro al resto de gente.

Si estas pasando una mala racha es posible que veas un pogo como una oportunidad para desfogarte. Si eso se te pasa por la cabeza por favor no te metas, ya que podrías perder los nervios y hacer daño a alguien, o que alguien la tome contigo por exceso de violencia.

Comentarios (0)

Subscripción

Quieres que el pregonero te avise de las novedades?